Publicado el

14 de Septiembre de 2016

Para que la implementación del nuevo etiquetado nutricional oriente a las personas a tomar mejores decisiones en cuanto a su alimentación, es necesario educar y comprender qué hay detrás de cada advertencia. Conozca las implicancias del exceso de azúcares, grasas saturadas, calorías y sodio en su salud.

QUÉ ES

Está relacionada con la obesidad, elevación de triglicéridos, IMC alto, enfermedad cardiovascular y diabetes. La OMS recomienda reducir el consumo de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total. Además del azúcar que se agrega en la mesa, gran parte de los alimentos procesados que comemos ya la contiene.

NUEVO LÍMITE

En los alimentos sólidos, se permiten un máximo de 22,5 g de azúcar por cada 100 g. En los líquidos, un máximo de 6 g por cada 100 ml.

ALIMENTOS ALTOS EN

Bebidas gaseosas, chocolate en polvo, aderezos, pasteles, helados, mermeladas, fruta en conserva, galletas, confites, chocolate en barra.

OPCIÓN SALUDABLE

Jugos de fruta natural sin azúcar, bebidas light o zero, fruta natural, jalea light.

 

 

QUÉ ES

Consumir una alimentación con una mayor cantidad de grasa que la recomendada, en especial si es saturada, se asocia a un aumento en el colesterol sanguíneo, factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Una alta ingesta de grasa también se asocia con obesidad y algunos tipos de cáncer.

NUEVO LÍMITE

Un máximo de 6 g de grasas saturadas se permiten por cada 100 g en alimentos sólidos. En el caso de los líquidos, el máximo de grasas saturadas permitidas por cada 100 ml es de 3 g.

ALIMENTOS ALTOS EN

Manteca, mantequilla, mayonesa, cecinas, crema.

OPCIÓN SALUDABLE

Ácidos grasos insaturados presentes en aceites vegetales como de oliva, canola, pepita de uva y maíz.

 

QUÉ ES

Mantiene los fluidos corporales en equilibrio, y los músculos y nervios funcionando correctamente. Su exceso agrega agua al flujo sanguíneo, lo cual aumenta el volumen de la sangre y la presión sanguínea. “Sal” y “sodio” no significan lo mismo: la primera se utiliza para dar sabor y preservar los alimentos. El segundo es uno de los elementos químicos que componen la sal. La OMS recomienda reducir su ingesta por debajo de los 2 g de sodio (5 g de sal) al día.

NUEVO LÍMITE

Los alimentos sólidos no podrán sobrepasar los 800 mg de sodio por cada 100 g. Por su parte, los líquidos tienen como límite 100 mg de sodio por cada 100 ml.

ALIMENTOS ALTOS EN

Queso, fiambres, embutidos, pizza, hamburguesas, papas fritas, sopas en sobre, alimentos enlatados, pan, snacks salados.

OPCIÓN SALUDABLE

Aumentar el consumo de alimentos naturales y aliñar las comidas con especias como orégano, perejil, cilantro, albahaca y comino.

 

QUÉ ES

La energía es el combustible que utiliza nuestro organismo y su unidad de expresión son las calorías o kilocalorías (kcal). El gasto energético de nuestro organismo se distribuye en metabolismo basal (60%), actividad física (30%) y digestión de los alimentos (10%). Consumir un exceso de energía conduce a sobrepeso u obesidad, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y algunos tipos de cáncer.

NUEVO LÍMITE

En los alimentos sólidos, se permite un máximo de 350 calorías en 100 g. Mientras, en los líquidos el máximo es de 100 calorías por cada 100 ml.

ALIMENTOS ALTO EN

Todo tipo de dulces (pasteles, golosinas y postres), bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas, pastas, pizza, hamburguesas.

OPCIÓN SALUDABLE

Jugos de fruta natural sin azúcar añadida, bebidas light o zero, fruta natural, jalea light.

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.apuntes-de-derecho.webnode.cl

 
 

 

Publicado en: 
Revista El Ventanal