Publicado el

17 de Febrero de 2017

Temática

En los últimos años, el negocio del agua embotellada ha experimentado una importante sofisticación y así también lo han percibido los consumidores, quienes han comenzado a responder cada vez más a este aumento en la oferta. Ejemplo de esto es que, en siete años, el consumo de agua embotellada se duplicó en el país, pasando de 268 millones de litros en 2009, a 523 millones durante 2016, según datos proporcionados por Euromonitor.

Asimismo, este negocio ha ido tomando cada vez más fuerza en términos de ventas en Chile, ya que mientras en 2009 alcanzaba ingresos por US$ 206,5 millones, durante el año pasado esa cifra se incrementó hasta los US$ 454,1 millones 

Si se observan los distintos tipos de aguas que hoy ofrece el mercado -con gas, saborizadas, vitaminadas y sin gas-, la categoría que ha experimentado un mayor aumento en los últimos siete años corresponde al de las aguas saborizadas. Así, si en el año 2009 los chilenos consumían 3,4 millones de litros al año, durante 2016 ya se ingerían 73 millones de litros de este producto en el país.

Lo mismo ocurre con la evolución que han registrado las ventas de esta categoría, las cuales pasaron de ingresar US$ 2,6 millones hace siete años, a US$ 67,1 millones actualmente.

Si bien las aguas saborizadas son las que registran el mayor aumento en consumo y ventas, sus pares también han experimentado un incremento considerable en los últimos años. En el caso del agua embotellada con gas, por ejemplo, su consumo creció un 55%, mientras que en el caso de la vitaminadas y sin gas su avance fue de un 37% y 111%, respectivamente, entre 2009 y 2016.

En cuanto al consumo per cápita de agua embotellada en el país, es posible apreciar que si hace siete años los chilenos consumían 16 litros, actualmente esa cifra llega a 29 litros. Respecto del gasto, durante 2016 las personas invirtieron US$ 25 -unos $16 mil- en compras de agua embotellada, lo que equivale al doble de los US$ 12,3 -$7.800- que gastaron el año 2009.

Incremento continuará

El buen desempeño que ha experimentado el mercado del agua embotellada en los últimos años se extenderá por al menos cinco años más, según los datos de Euromonitor.

Según comentan desde la firma, "se espera que los consumidores sigan migrando de las bebidas carbonatadas al agua embotellada, la cual irá ganando terreno en general, ya que se estima que representará el 22% del mercado de bebestibles no alcohólicos en 2021, frente al 17% que alcanzó en 2016".

De esta forma, para el año 2021 se calcula que el consumo de este producto llegará a 745,7 millones de litros, mientras que sus ventas totalizarán US$ 627,5 millones.

En este contexto, se espera que en los próximos años Chile siga la misma tendencia que registró el año pasado Estados Unidos, donde por primera vez el consumo de agua embotellada superó al de las bebidas gaseosas.

523 millones

de litros de agua embotellada consumieron los chilenos durante el año pasado.

29 litros

per cápita de agua embotellada ingirieron los consumidores nacionales en 2016.

745,7 millones

de litros de agua embotellada consumirán los chilenos el año 2021, según Euromonitor.

$16 mil

gastaron los consumidores del país en compras de agua embotellada durante 2016.

Publicado en: 
Daniela Pradel, El Mercurio