Publicado el

27 de Mayo de 2014

Temática

Comer pescados y mariscos aportan una considerable cantidad de:

  • Proteínas: son esenciales para el crecimiento, insustituibles por las grasas y carbohidratos y actúan como defensa natural contra infecciones y agentes extraños al organismo.
  • Ácidos grasos poliinsaturados: se hallan en los aceites vegetales y en las grasas de los productos marinos como los pescados. Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados existen los “esenciales”, y se denominan así ya que no pueden ser sintetizados por nuestro organismo, por lo que deben ser aportados por nuestra dieta. Estas sustancias se conocen como ácidos grasos Omega: los Omega 3 y el Omega 6 (linoleico). Dentro de sus propiedades, el Omega 3 es fundamental para el desarrollo cognitivo y concentración en los niños.
  • Minerales: los minerales son elementos químicos cuya presencia e intervención es imprescindible para la actividad de las células y la salud humana. Se conocen más de veinte minerales necesarios para controlar el metabolismo o que conservan las funciones de los diversos tejidos.
  • Vitaminas: se consideran nutrientes esenciales, al igual que los ácidos grasos poliinsaturados, ya que el organismo no es capaz de sintetizarlas y, por lo tanto, debe adquirirlas junto con los alimentos. Sus requerimientos no son muy altos, pero tanto su defecto como su exceso pueden producir enfermedades. Las vitaminas también actúan como sustancias antioxidantes, que previenen distintos tipos de cáncer.

Otros alimentos que contienen Omega 3 

  • Pescado azul
  • Productos marinos en general
  • Frutas secas como el higo, pasas, almendras, nueces, avellanas etc.
  • Semillas como la sacha inchi, chia y lino.
  • En el huevo, específicamente en la yema.
  • Soya.
  • Aceite de oliva y de pepita de uva.