Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

11 de Noviembre de 2016

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.lr21.com.uy
Bajo licencia Creative Commons / www.lr21.com.uy

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  un tercio de los alimentos del mundo, aptos para el consumo humano, se va a la basura. Distintas iniciativas locales están luchando para recuperar el valor de la comida, labor que comenzó a  realizar de manera pionera en Chile la Corporación Red de Alimentos, y a la cual hoy se suman nuevos talentos jóvenes.

Justo Verde es el proyecto que representará a Chile en la Conferencia Falling Walls que se realizará en noviembre en Berlín, donde se reunirán 100 jóvenes innovadores de todo el mundo. Se trata de un sistema de logística para supermercados que busca reducir el desperdicio o merma de alimentos, especialmente de frutas y verduras. La innovación dispone los vegetales en góndolas de acuerdo a la proximidad de su vencimiento, asignándoles precios más baratos a los que están más cerca de esa fecha. El proyecto fue ideado por Isadora Schmidt, estudiante de la Universidad Gabriela Mistral. Ella estima que reduciendo la merma en 30% con su sistema, cada sucursal de un supermercado puede llegar a ahorrar $11 millones de pesos anuales.

 

Este emprendimiento social elabora snacks saludables con derivados de alimentos como tallos, hojas y pepas de frutas y verduras, que son considerados “remanentes” en mercados y ferias libres. En RecyclEat participan una nutricionista, una ingeniera en alimentos y una chef, entre otras especialistas mujeres. María Francisca Silva, líder del grupo, señala que se propusieron impedir la pérdida de estos “restos” y aprovechar su calidad nutricional, agregándoles valor alargando su vida útil y entregando un producto rico y saludable a los consumidores. El snack que promueven se llama KumTue.

¡Qué nada se pierda! ¡Qué todo se transforme! Esa fue la primicia que motivó al psicólogo Gonzalo Jiménez, a la antropóloga en alimentación Alejandra Naranjo y a la profesora Javiera Piriz a crear RecuperaLab, un emprendimiento social que busca concientizar y crear acciones concretas para terminar con el desecho alimentario en Chile. Se definen como un “laboratorio de recuperación alimentaria” donde desarrollan comida saludable, sustentable, accesible y asequible para que llegue a quienes la necesitan. Su labor se centra principalmente en la concientización, pero también buscan “recuperar” hábitos, prácticas, vínculos sociales y el medio ambiente para darle a la comida el lugar que ha ido perdiendo en el mundo moderno.

El ingeniero francés Jean Brice Van Keer se sorprendió al ver que en los supermercados chilenos no había venta de yogures cercanos a la fecha de su vencimiento. Así, gracias a un subsidio de StartUp Chile, creó Ecomida, una aplicación que ayuda tanto al medio ambiente como a la economía de cada consumidor. Esta aplicación móvil permite a cualquier negocio de alimentos –desde una verdulería o sandwichería hasta un restaurant– publicar ofertas instantáneas y geo-referenciadas sobre productos perecibles que deben ser comidos a la brevedad o dentro de algunos días. Por otra parte, el usuario de esta plataforma se informa de las ofertas disponibles cerca suyo en tiempo real.

 
Publicado en: 
Revista Ventanal